Grupo humano

Sergio Arribas

Dicen que detrás de un gran enólogo siempre hay un gran bodeguero. Y en este caso, ese bodeguero tiene un nombre, Sergio Arribas. Auténtica mano derecha de César Maté, consiguen entenderse sin apenas palabras; y el vino no se resiste a esa conexión y se deja hacer.
Con una gran experiencia a pesar de su juventud domina el día a día de la bodega, transmitiendo a la perfección el espíritu marta maté: frescura y profesionalidad a partes iguales.