Síguenos

Ribera del Duero cuenta con 302 bodegas que elaboran 2.200 marcas de vinos.

Un 25% de la producción de uva se recoge mediante vendimia mecánica y entra en un 29% de las bodegas (88).

Un 56% recoge la uva a granel o granel/cajas y menos de un 15% de las bodegas recoge el 100% de sus uvas de forma manual en cajas, pasando después en bodega por mesa de selección de racimos, donde se desechan los que no cumplen los requisitos de calidad establecidos.

En Marta Maté hemos querido diferenciarnos en este punto. Llevamos la selección al campo y trabajamos durante todo el año en los viñedos para conseguir que más del 99% de la uva que entra en bodega supere la mesa de selección y pase a elaboración. Sólo así logramos que cada botella de nuestros cinco vinos sea un auténtico diamante rojo.

Para lograrlo, nos basamos en tres pilares:

Ubicación privilegiada

Nuestros viñedos se encuentran en un lugar único de R.D., en la latitud más Norte y a una altitud por encima de 900 m (altitud media de R.D. es de 800 m) aspectos geográficos que unidos a las características edafológicas definen nuestro terruño. Estas condiciones además favorecen la sanidad de las plantas y las protegen de plagas y enfermedades.

Apuesta por la biodiversidad

Tenemos un proyecto vitícola que apuesta por la Biodiversidad. Practicamos viticultura ecológica amplificada mediante la alianza con la naturaleza. Trabajamos en favorecer la vida de los microorganismos que viven en el suelo para mejorar de forma natural las condiciones de vida de las plantas. Evitamos compactación del suelo, no usamos biocidas ni abonos químicos para que la planta exprese el 100% del terruño donde vive.

Fomentamos la presencia de especies de animales como mamíferos, reptiles, insectos y aves mediante la colocación de nidos, muros secos de piedra, hoteles de insectos. Reforestamos laderas y zonas de no cultivo con especies vegetales autóctonas.

Creamos en definitiva un ecosistema en equilibrio con el que vemos reducido en un 95% el ataque de plagas y enfermedades que atacan a las vides en la agricultura convencional. Estas actuaciones, junto con el aclareo de racimos, nos asegura que en el momento de la vendimia los racimos que tienen las plantas ya están seleccionados.

La producción máxima permitida en R.D. es de 7.000 kg/ha, siendo la media de 5.400 kg/ha y la de Bodegas marta maté es de 4.000 kg/ha.

Mínima intervención enológica

Cuando la uva entra en bodega, en busca de su óptima calidad, la pasamos por mesa de selección de racimos o mesa de selección de uvas, dependiendo del vino al que se destina. En este proceso menos de un 1% de la uva se retira de las mesas.

Para la elaboración de los vinos, siguiendo los criterios de César Maté, enólogo y socio de Bodegas marta maté y de su equipo técnico y basados en obtener la máxima expresión del terruño, disponemos de depósitos troncocónicos de acero inoxidable y depósitos de hormigón, de capacidades medias de 10.000 litros. Para el envejecimiento en madera contamos con barricas de roble francés y americano con capacidades superiores a la capacidad estándar (225 l), entre 300 y 600 litros.

Hacemos una enología de mínima intervención, con fermentaciones espontáneas con levaduras indígenas y con adiciones muy bajas y controladas de anhídrido sulfuroso (permitido por CRDO R.D. 150 mg/l y usamos < 50 mg/l)

Todos nuestros vinos pasan un periodo de envejecimiento en madera; sin embargo cada año tratamos cada vino como “único” preservando la naturalidad de la añada y criándolo en madera el tiempo que las condiciones de la añada nos marca.

Wine & Spirits Follow us on instagram

Made with love by Qode Interactive